LICENCIA MÉDICA MATERNAL Y PREMATUROS

El permiso postnatal parental tiene una extensión de doce semanas, además de un descanso de maternidad de seis semanas antes del parto y doce semanas después de él. Sin embargo, existen algunas situaciones especiales a partir de las cuales la duración del descanso pre y postnatal puede verse alterado.

Si durante el embarazo se produjera una enfermedad como consecuencia de éste, la trabajadora tendrá derecho a un descanso prenatal suplementario cuya duración será la determinada en el respectivo certificado médico que la trabajadora deberá presentar a su empleador.

Por otra parte, si el parto se produjera después de las seis semanas siguientes a la fecha en que la mujer hubiere comenzado el descanso de maternidad, el descanso prenatal será extendido hasta el nacimiento y desde la fecha de éste se contará el descanso postnatal, lo que deberá ser comprobado, antes de expirar el plazo, con el correspondiente certificado médico o de la matrona.

Para aquellos casos en que el nacimiento del bebé sea prematuro, sean mellizos, o una mayor cantidad, la ley contempla las siguientes reglas de extensión del período postnatal:

Si el parto ha ocurrido antes de iniciada la trigésimo tercera semana de gestación, o si el niño al nacer pesó menos de 1.500 gramos, el descanso postnatal será de 18 semanas; si el parto ha sido de dos o más niños, el periodo de subsidio se incrementará en siete días corridos por cada niño nacido a partir del segundo y, por último, si concurren simultáneamente las circunstancias señaladas, la duración del subsidio será aquella que posea una mayor extensión.

El fuero maternal es un derecho que tiene toda colaboradora, desde el momento en que queda embarazada hasta el término del post natal parental sin importar el periodo o tiempo que se lleve en la empresa o trabajo. En este periodo, la colaboradora no puede ser despedida e incluso, si decide cambiar de trabajo, el fuero la acompaña. Este derecho es irrenunciable y se encuentra protegido por la legislación laboral.

PROCEDIMIENTO:

El médico tratante deberá emitir la licencia médica Pre-Natal a las 34 semanas de gestación. Para acreditar el descanso maternal la colaboradora deberá presentar la licencia médica al empleador, debiendo él tramitarla en la Institución de Salud correspondiente dentro de tres días hábiles siguientes a la fecha de recepción del documento. Esta licencia corresponde a un descanso de 6 semanas (42 días) antes de la fecha del parto.

Con respecto a la Licencia Post – Natal, ésta corresponde a un descanso de 12 semanas (84 días) posterior al parto. Al momento de ingresar la licencia Post-Natal, la colaboradora debe adjuntar el certificado de nacimiento de su hijo. A continuación de esta licencia rige la licencia post natal parental, donde la colaboradora tiene la opción de elegir dentro de las siguientes opciones:

• La primera de ella consiste en un periodo de 12 semanas (84 días) a jornada completa, con 100% de subsidio con tope de 74,3 UF brutas.

• La otra opción es un periodo de 18 semanas (126 días) a media jornada, donde la colaboradora tendrá derecho al 50% del subsidio correspondiente.

• Si la colaboradora elige el permiso postnatal parental por media jornada, deberá dar aviso a su empleador mediante carta certificada, enviada con a lo menos treinta días de anticipación al término del período prenatal, con copia a la Inspección del Trabajo. El empleador deberá dar aviso de esta elección a la entidad pagadora del subsidio antes del inicio del permiso postnatal parental.

El subsidio correspondiente a los periodos de descanso prenatal, postnatal y permiso postnatal parental estará a cargo de la Institución de Salud.