Inmune: Condenan a 4 años de prisión efectiva a falso médico que ejercía desde 2012

  • El imputado presentó diagnósticos errados a pacientes y emitió 471 licencias médicas entre 2015 y 2016.
  • Entre los delitos, destaca la rendición de boletas en isapre por prestaciones de salud personales que jamás se realizaron.

El jueves 26 de diciembre se realizó la audiencia de juicio condenatorio en contra de Sebastián Herrera Montenegro, hombre de 31 años que realizó desde 2012 diagnósticos a pacientes y emitió licencias médicas con un título profesional falso de médico cirujano y que entre 2017 y 2018 se mantuvo prófugo de la justicia.

El imputado recibió una pena de 4 años de prisión efectiva por los delitos de uso malicioso de instrumento público falso en carácter de reiterado, delitos contra la Salud Pública, otorgamiento de licencias médicas falsas y fraude previsional en carácter de reiterado.

Herrera Montenegro se desempeñó como profesional de planta en centros médicos privados en donde atendió a pacientes en consultas de medicina general en las que presentó diagnósticos, solicitó exámenes y derivó a especialistas. Además, realizó prestaciones de salud como particular.

Entidades de salud privada se querellaron en 2016 por medio de la empresa Inmune tras constatar la entrega de 471 licencias médicas de Herrera Montenegro durante julio de 2015 y marzo de 2016. De estas licencias, 300 correspondían a Fonasa y el rango de reposo variaba entre los 15, 25 y 30 días.

Adicional a esto, el imputado entre febrero y abril de 2016, hizo uso de 19 boletas falsas que habían sido sustraídas desde el centro médico SEMMI Ltda. y que daban cuenta de prestaciones de salud que él mismo había recibido, además de miembros de su familia, especificamente su madre y hermana, las cuales fueron rendidas a una isapre con el fin de obtener el reembolso. Tras la investigación, se constató que ninguno de ellos había sido paciente de dicha consulta.

Rodrigo Varela, gerente Legal de la empresa Inmune, explicó que “este falso médico representa un peligro para la sociedad por el hecho de haber jugado con la salud y el tiempo de personas enfermas y por haber defraudado al sistema con instrumentos como la licencia médica que son pagadas con el 7% de todos los chilenos. Tras años de investigación y persecusión penal, para nosotros es gratificante tener esta condena como resultado”.

Fuente: Inmune.cl, 26 de diciembre del 2019.