Más del 40% de las empresas no cuenta con un plan de retorno seguro al trabajo

Informe también indicó que un 25,8% contempla reducciones masivas de salarios y un 83,3% no considera aumentos de sueldos entre la mayoría de sus colaboradores.

Estudio de EY analiza los próximos desafíos para las compañías:

Cuando el desconfinamiento en medio de la pandemia del coronavirus avanza de manera gradual en varias regiones del país, poco menos de la mitad de las empresas aún no cuenta con un plan definido para el retorno seguro a los lugares físicos de trabajo, que incluya procedimientos, políticas y cumplimientos de recursos humanos.

Esa es una de las principales conclusiones de un estudio elaborado por EY que busca conocer y analizar cómo la situación actual ha llevado a las empresas a replantear sus beneficios y reestructurar sus procesos de recursos humanos.

La muestra, que abarcó un total de 67 empresas en el país y 13 sectores de la economía, deja en evidencia que las compañías tienen una serie de desafíos pendientes para otorgar todas las garantías a sus colaboradores en la fase de retorno seguro, de forma de evitar y prevenir situaciones de contagio y propagación del covid-19, destaca Juan Andrés Perry, socio líder de Consultoría de Personas de EY.

En concreto, un 43% de las empresas aún no cuenta con un plan definido para el retorno seguro y solo un 9% ya está aplicando medidas y regresando al lugar de trabajo (ver infografía).

‘En esta materia, es necesario efectuar una revisión y redefinición de jornadas, distribución y turnos de trabajo, que permitan a los trabajadores adecuar su prestación de servicios a modo de mantener el adecuado distanciamiento social, así como la gestión de equipos de trabajo, apoyo y seguimiento en materias de cuidado e información’, dijo Perry.

Asimismo, la crisis sanitaria y económica vuelve a desafiar a las empresas no solo en la disputa de la vuelta al trabajo presencial, sino que también en el ámbito salarial, de incentivos, reducción o flexibilización de la jornada laboral. En tal sentido, el 31,4% de las firmas no otorgará aguinaldo por Fiestas Patrias, mientras que un 25,8% contempla reducciones masivas de salarios y un 83,3% no considera aumentos de sueldos entre la mayoría de sus colaboradores, en otra señal del complejo momento económico del país.

El estudio, además, indica que debido a la contingencia, un tercio de las empresas ya redujeron su dotación y la jornada laboral, mientras que un 41,3% implementó un horario flexible. Además, el 55,6% de las empresas ha modificado su sistema de turnos.

Fadua Gajardo, gerente senior de Consultoría en Personas de EY, destaca que las medidas de reducción de jornadas requieren, a su vez, de su adecuada implementación conforme a la normativa vigente, considerando tanto las reglas generales del Código del Trabajo, los acuerdos entre las partes y las circunstancias excepcionales que permite la Ley de Protección del Empleo y su acceso extraordinario al seguro de cesantía.

Con todo, Gajardo enfatiza que ‘hoy más que nunca el centro de la agenda estará enfocado en los colaboradores y las necesidades que traerá un mundo pospandemia’. Agrega que son ‘desafíos nunca antes vistos (…) donde la coordinación, adecuación de jornada, procedimientos, contención emocional y desempeño permitirán mantener la capacidad de la fuerza laboral capacitada, contenida y articulada’.

Fuente: El Mercurio, Economía y Negocios, 07 de septiembre de 2020.